Posteado por: Estudios Bíblicos Viviendo en la Verdad | junio 18, 2013

La Fe y Las Obras

Santiago 2:14, 26 RVR60
Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

La Palabra de Dios nos habla de dos tipos de obras: las obras de la carne y las obras de fe.
Las obras de la carne son aquellas actitudes que tenemos que son fruto de la naturaleza pecaminosa que hay en nosotros, y las obras de fe son aquellas actitudes que dejan ver la presencia de Dios en nuestra vida (los frutos del Espíritu Santo).

Las obras de la carne son:
Gálatas 5:19-21 RVR60
Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Algunas de ellas pueden no desaparecer del todo de nuestra vida, porque nuestra naturaleza carnal y pecadora sólo desaparecerá en su totalidad cuando nuestros cuerpos sean transformados en un cuerpo de gloria para habitar delante de Dios por la eternidad. Sin embargo, esto no deberá ser una excusa para que le demos libertad a estas actitudes ya que es el deseo de Dios que cada día manifestemos a Jesucristo a través de nuestra vida.

Por otro lado, las obras de fe son aquellas acciones o actitudes que reflejan la naturaleza de Dios a través de nuestra vida.
Las obras de fe no son más que los frutos del Espíritu Santo manifestados a través de cada área de nuestra vida. La Palabra de Dios los describe de la siguiente manera:
Gálatas 5:22-23 RVR60
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Si verdaderamente hemos entregado nuestro corazón a Dios a través de Jesucristo y mantenemos una estrecha relación con Él a través de una vida de oración y obediencia a su palabra, las obras de fe formarán parte de nuestra vida y serán más evidentes y visibles que aquellas de la carne que pudieran manifestarse en un momento dado.

La Palabra de Dios expresa:
Romanos 10:9 RVR60
que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Podemos, como dice aquí, confesar a Jesús como Señor y Salvador de nuestra vida y creer, pero lo que manifestará que hemos hecho esto de corazón son nuestras obras.
Y aunque las obras en sí mismas no nos hacen salvos, si son la manifestación de que lo somos. Y si verdaderamente hemos creído, éstas serán visibles para todos aquellos que nos rodean.

Posteado por: Estudios Bíblicos Viviendo en la Verdad | mayo 18, 2013

La Importancia de la Obediencia

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. (Mateo 7:21)

Nuestra obediencia a Dios y su Palabra es lo que determinará nuestro crecimiento espiritual y el cumplimiento del propósito de Dios para nuestra vida. Esta no sólo implica la obediencia a las leyes espirituales sino también a las humanas, siempre y cuando éstas no sean opuestas a lo establecido por Dios en Su Palabra.

Podemos decir que la obediencia es lo más importante para Dios ya que la Biblia tiene varios ejemplos que así nos lo hace entender:

1.      Adán y Eva (Génesis 3)
Fueron expulsados del Huerto del Edén y apartados de la comunión que tenían con Dios por una desobediencia. Esto trajo como consecuencia que toda la humanidad sufriera las mismas consecuencias que ellos.

2.      Moisés (Números 20:1-13)
No le fue permitido entrar a la tierra prometida por una desobediencia.

3.      Saúl (1 Samuel 15)
Fue destituido como rey por una desobediencia.

4.      Vasti (Ester 1)
Fue destituida como reina por una desobediencia.

Otras cosas que podemos decir de la obediencia son:

La obediencia es una manera de manifestar nuestro amor a Dios.
El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. (Juan 14:21)

La obediencia es la virtud que Dios más valora.
Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. (1 Samuel 15:22)

Al Señor le agrada más cuando hacemos lo que es correcto y justo que cuando le ofrecemos sacrificios. (Proverbios 21:3 NTV)

La obediencia a Dios implica someternos a las autoridades en todo lugar y a las leyes de nuestro país. Las únicas excepciones a este respecto son aquellas leyes y reglas que contradicen lo que establece la Palabra de Dios.
Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. (Romanos 13:1-2)

La obediencia nos ayuda a crecer en santidad.
Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro. (1 Pedro 1:22)

Nuestra obediencia trae bendición a nuestra vida.
Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.(Santiago 1:22-25)

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.