Posteado por: Estudios Bíblicos Viviendo en la Verdad | febrero 10, 2012

El Desarrollo de la Intimidad con Dios

Cuando Dios creó al ser humano, este vivía en constante comunión con El, sin embargo, debido a su desobediencia esta comunión fue perdida y comenzó en la raza humana un camino de soledad caracterizado por un gran vacío en el interior que sólo puede ser llenado al restaurar nuestra relación con el Creador.

Jesucristo vino a restaurar esa relación perdida a través del pecado de Adán y Eva, y es el deseo de Dios que esta sea una prioridad en nuestra vida.

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación. (Romanos 5:8-11)

Al hablar de intimidad con Dios, es necesario tener presente:

- La importancia de nuestro tiempo a solas con Dios

   Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Lucas 38:42)

Si verdaderamente deseamos desarrollar una relación estrecha con Dios, no permitiremos que nada ni nadie nos quite ese tiempo que pasamos a solas con el Padre, y siempre estará en primer lugar en nuestra agenda.

En el texto anterior, la palabra de Dios nos destaca la importancia de tener un tiempo a solas con Dios. Marta era una mujer, que aunque amaba a Jesús, le daba más importancia a las cosas que hacía para El antes que pasar tiempo a solas con El; mientras que María valoraba más pasar tiempo a solas con Jesús antes que cualquier otra cosa.

Aunque Dios desea que trabajemos en su obra y más que nada que seamos testimonio para todos aquellos que nos rodean en cualquier lugar en que nos encontremos, es necesario que tengamos presente que la prioridad para Dios es que desarrollemos una relación de intimidad con El apartando cada día un tiempo para estar a solas con El.

Al desarrollar nuestra intimidad con Dios, es importante acercarnos a Él:

Confiadamente
Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (Hebreos 4:16)

Con un corazón sincero
Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. (Hebreos 10:19-22)

Con un corazón agradecido
Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. (Salmo 100:4)

Con un corazón humilde
Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (Salmo 51:17)

Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido. (Lucas 18:10-14)

Cuando tenemos intimidad con Dios…

Tenemos paz.
Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. (Isaías 26:3)

Somos liberados de temores.
Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores. (Salmo 34:4)

Descansamos.
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. (Mateo 11:28)

Nuestras peticiones son escuchadas.
Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón. (Salmo 37:4)

Nuestras necesidades son suplidas.
Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien. (Salmo 34:10)

Vemos la bondad de Dios.
Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca. (Lamentaciones 3:25)

Una vida cristiana victoriosa, no una vida sin problemas, siempre dependerá de la relación que tengamos con Dios

 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. (Isaías 55:6)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: